+34 963 459 325 info@aevae.es

El 13 de octubre se celebra el Día Mundial de los Fertilizantes, día en el que se conmemora la patente de Haber-Bosch sobre la síntesis de amoníaco del aire en el año 1908.

Gracias a este hallazgo son muchos los millones de personas que se salvaron de la hambruna, así como abrió el camino para garantizar la seguridad alimentaria en el futuro.

Los fertilizantes son sustancias de vital importancia para mantener la vida en nuestro planeta, ayudan a optimizar los cultivos agrícolas, mejorando con ello la economía y el tejido social. La investigación constante de estas sustancias por parte de las empresas que se dedican a su producción, están dando resultados excelentes, mejorando y fomentando la innovación en la agricultura para que esta al mismo tiempo, nos asegure un futuro sostenible, reduciendo el impacto medioambiental.

Todos los países hacen uso de los fertilizantes en mayor o menor medida, pero la importancia de este producto para el desarrollo de una agricultura que contribuya a la producción de alimentos, va en aumento. Las plantas que reciben los nutrientes necesarios mediante el aporte de fertilizantes, estarán más sanas y en condiciones de producir mejor.

Los cultivos al igual que las personas también necesitan alimentarse, para ello una nutrición vegetal equilibrada es crucial. Estos nutrientes que reciben las plantas a través de los fertilizantes minerales, también equilibran y refuerzan los nutrientes de las fuentes orgánicas, el resultado es un crecimiento mayor de las plantas. Según las Naciones Unidas alrededor de 8.600 millones de personas alcanzará la población mundial en el año 2030, satisfacer la demanda de alimentos para todos no es tarea fácil.

El papel de los fertilizantes para ayudar a satisfacer esta demanda de alimentos y hacerlo de manera sostenible es uno de los grandes retos a los que se enfrenta la humanidad.

Día Mundial fertilizantes

Las industrias de los fertilizantes trabajan coco a codo con las personas del sector agrícola y otros sectores para crear sinergias que nos conduzcan a una mejora de la producción y de la calidad de los alimentos. Este sector convierte anualmente unos 10 millones de toneladas de sulfato de amonio y azufre en fertilizantes básicos.

Todo ello ayuda a no perjudicar el medioambiente y colaborará con la materialización real de una “economía circular” que sin duda, es parte de la solución para un mejor futuro sostenible de los alimentos.

Tanto los gobiernos, el sector empresarial y la sociedad en su conjunto, debemos colaborar para crear un futuro alimentario sostenible.

AEVAE trabaja y seguirá haciéndolo al lado de nuestros socios (fabricantes o distribuidores de productos envasados de fertilizantes, agronutrientes especiales, bioestimulantes agrícolas, microorganismos para el suelo y fauna auxiliar) y profesionales de la producción agrícola, para contribuir a fomentar esta y todas las mejoras posibles para conseguir un futuro sostenible para toda la población mundial.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies